Ave Lamia Revista Cultural Ciudad de México Año I Número I Noviembre de 2012
 

 

DESPUÉS DEL AMOR
Fabián Guerrero

En esta casa la noche
despierta con tumbos de aguacero;
la mesa rota de cristal y las esquirlas
de agua en la pared bien acompañadas
permanecen redondeando la oscuridad
profunda y sin sexo

Afuera el día resbala, junta semillas de pino
para jugar consigo mismo
recoge polvo de montaña y se cruza de brazos
sobre la ciudad, mira y platica
con un acompañante que no existe

Justo entre esos dos muros
anida la tristeza y teje pacientemente
su red de zapatos y silencio
de lamentos y cristales
de agua y rasguños
de comida enlatada, indiferencia y sábanas

Esa red me envuelve, aprieta
mis sienes hasta botarme los ojos;
abrigado con ella salgo al día
donde los gatos me buscan
para entrar en la noche

Frente a mis pies siempre el abismo, busco
la carótida del mundo
porque la noche también duele
pero seduce

Por ahora en ella permanezco
anudado en la garganta
amarrándome a un amasijo de sangre
y pus por dentro, comiendo
las migajas de resentimiento
que quedan en la mesa
después de hablar del amor

Regresar