Ave Lamia Revista Cultural Ciudad de México Año I Número VI Abril de 2013
 

 

Los Ravens de Baltimore
Luciano Pérez

Desde las orillas plutónicas de la noche, llegaron los Ravens y se instalaron con sus alas negras en la ciudad de Baltimore, ahí donde en 1849 falleció uno de los más grandes genios, el maestro de lo macabro, el que junto con E.T.A. Hoffmann creó la literatura fantástica moderna: Edgar Allan Poe. Y cuando éste escribió su inmortal poema “The Raven”, dio paso a la futura gloria de un equipo de futbol americano, que por dos veces se ha coronado como campeón absoluto, una en el año 2000 y otra en el 2013.

Ravens de Baltimore fue fundado en 1996, y desde entonces sus mascotas fueron Edgar, Allan y Poe, tres cuervos que daban de saltos en el campo de juego. Hoy sólo es el cuervo Poe el que da de brincos en el estadio M & T Bank de la ilustre ciudad del estado de Maryland, esa Baltimore que en 1814 fue atacada por los ingleses en su último intento de éstos para recuperar sus colonias americanas, y donde en medio del ruido de los proyectiles que caían fue escrita la letra del Himno Nacional de los Estados Unidos.

El primer entrenador del equipo, Ted Marchbroda, duró poco, pero cuando en 1999 llegó Brian Blick, al año siguiente los Ravens estuvieron en el Superbowl. El 28 de enero del 2000 derrotaron a los Gigantes de Nueva York 34-7, y ahí la figura de Ray Lewis fue primordial, y fue nombrado el Jugador Más Valioso, convirtiéndose desde entonces en un símbolo a través de los tormentosos trece años siguientes, en que los Ravens fueron un sólido equipo defensivo, pero al que poca gente consideró ideal para estar en otro Superbowl. En México se adora a los Cowboys de Dallas, a los Steelers de Pittsburgh, y a otros pocos más, pero casi nadie ha estado a favor de los Ravens. Les pareció un equipo oscuro, que de hecho lo es, porque brotó de la oscuridad plutónica de los cuentos grotescos y arabescos de Edgar Allan Poe.

Pero los pocos seguidores de los Ravens fuimos apreciando mucho a notables jugadores como Ray Rice, Jacoby Jones, Dennis Pita, el propio Ray Lewis, y sobre todo al QB Joe Flacco, a quien hemos visto mejorar año con año, y a quien un día antes del Superbowl no se le consideraba por parte de los medios de comunicación un digno rival para el QB de San Francisco.

Y los Ravens, dirigidos con maestría por John Harbaugh, se enfrentaron a los 49s el 3 de febrero del 2013 en Nueva Orleans, y en un dramático encuentro vencieron 34 a 31, en un partido donde tuvieron en contra a los locutores de la TV, y al apagón en el estadio en un momento en que los Ravens aplastaban por completo. Pero los pocos fieles, bien aleccionados por el NEVERMORE! del Raven en el poema de Poe, aguardamos el fin del juego que señaló el triunfo de la noche plutónica.