Ave Lamia Revista Cultural Ciudad de México Año I Número VII Mayo de 2013


Deli - ríos
Claudia Contreras

I- deli-ríos

Mis delirios

Humedad sin nombre la tuya,
moja y enciende
rabiosas constelaciones,
tiernas semejanzas,
demanda
abrirse a su caricia
de imposible descripción.

Descubrirte a ciegas,
revelar tu esencia
creyendo poseerte,
humedad escapista.
¡Desnudas con tu voluptuoso abrazo!

II- deli-ríos

Nuestros delirios

Humedad ardiente,
derrites ayunos,
tu sol se derrama y puedo creer
en dragones y hadas.

Devoradora, dulce devoradora,
desestimo mi pasado
recibiendo tu rosa fragante.

Soy tu Casanova pregonera
acariciando un hoy eterno,
el horizonte se tiñe de rosa.
Tu sonrisa surge,
esa mirada,
la que descubriste,
te viste de sus delirios.

Lo que dure en mi sangre
la cabalgata de tu ternura,
del placer desmedido de tu profunda mirada, ahí estaré.

Nunca dejes de observar mi rostro de niña eterna.

Invocanto memorias/olor-es

Olor a tortillas recién hechas,
a postre casero,
a tierra mojada,
a tu beso de roja evidencia,
a mi llamarada en ti congelada,
a nuestra casa poseída y en fiebre,
a mi entrepierna de tu saliva sembrada.
Aroma nuestro calcinando reproches.

Regresar