Ave Lamia Revista Cultural Ciudad de México Año I Número VIII Junio de 2013

 

“Yolotzin” - Cocina mexicana
José Luis Barrera

A una cuadra de Belisario Domínguez, y tan cerca de la iglesia de Santo Domingo que se pueden divisar sus cúpulas, los chefs y la comida de autor están al alcance de todos los bolsillos.

“Yolotzin” es un sencillo y rústico restaurante de cocina mexicana, que va de la añorada y cada vez más mítica “comida casera” (casera nos promete sabores que sólo el cariño materno consigue) y la fusión de las recetas tradicionales con las modernas y de autor.
Estando tan cerca de una zona por demás turística y perteneciente al Centro Histórico, “Yolotzin” se localiza en una pequeña calle peatonal que aún sabe a los antiguos barrios circundantes del centro de la ciudad. Tranquila, popular y bonita, la calle Mariana R. del Toro de Lazarín es un buen descubrimiento para los caminantes enamorados de la Ciudad de México.

La primera vez que asistí a este rústico y acogedor restaurante, la primera sorpresa me la dio un original y delicioso platillo, servido en un caballito tequilero que era la entrada: Un ceviche vegetariano con un ligero toque picoso que resaltaba los sabores de las frutas y verduras que conformaban el platillo. De las opciones que elegí de primer plato, fue la de una sopa de hongos con infusión de epazote bastante buena y de sabor muy tradicional.

Después llegó el segundo plato (lo cual es una tradición de las famosas fondas), un arroz que no tuve oportunidad de comer porque opté por una saludable ensalada. Y de plato fuerte, buscando la novedad en el paladar, pedí un pollo empanizado con especias mexicanas, que no es otra cosa que cacahuate, avena, pepita y granola natural (las cuales a mi parecer podían ir ligeramente molidas para que se adosen adecuadamente al pollo, ya que al partirlo la costra de especias quedaba totalmente desprendida), cuyo sabor era bastante agradable, haciendo juego con otro caballito, que ahora contenía unos frijoles de olla con un toque de chile verde y hoja santa.

En mi segunda visita no encontré tanta novedad pero sí un buen sabor, un consomé que por suerte no estaba aguado y de buen sabor, unos fideos secos con crema y queso bastante buenos, y una carne asada cuya guarnición destacaba por el aderezo de vainilla.

Si alguien quiere darse una vuelta por este restaurant, encontrarás la tranquilidad de esta calle, cuyo nombre antiguo era el de la Calle de la Misericordia y que casi hace esquina con la Calle del Puente de Amaya (estos nombres nos remiten a las calles coloniales que les dieron origen) y que conserva el aroma del centro menos turístico y más popular.

“Yolotzin”, Cocina Mexicana, cuyos propietarios son egresados del CECATI 66, en la Colonia Del Valle, se encuentra en Mariana R. del Toro de Lazarín, número 26, en la Colonia Centro. Y ofrecen también servicios de banquetes. Sus teléfonos son el 6299 1683 y 4616 1572.

Regresar

 

Lolagarta Café
Tinta Rápida

Lolagarta café se ha modernizado para ofrecer a sus comensales un ambiente y una carta más contemporánea. Atrás quedaron los carteles y videos sesenteros, los artículos que hacían remembranza de aquellos años que atraparon incluso a quienes no los vivimos.

En un ambiente agradable y tranquilo, Lolagarta Café ofrece unas deliciosas hamburguesas acompañadas de unas muy recomendables papas en gajo, lo mismo que las tan de moda alitas adobadas. Cualquiera de esos platillos los puedes acompañar con un espagueti muy casero y muy de la casa.

Para la variedad de gustos, también preparan crepas dulces y saladas. Y para no “bajar la comida a brincos”, tienen la variedad de cervezas de las más comerciales y para los abstemios refrescos y café en sus diferentes y tradicionales preparaciones.

Sin duda una buena opción para quienes buscan un lugar tranquilo por los rumbos de Aragón, aunque sus clientes vienen de distintas partes de la ciudad. Y aunque está ligeramente escondido el lugar, privilegia la tranquilidad que permite la calle en donde se encuentra este discreto y acogedor restaurante café, en el que en la carta te ofrecen prepararte comida a tu gusto.

Ya si de plano crees que te hubiera gustado conocer aquel memorable Lolagarta Café de ambiente sesentero, no dudes en pedir que te pongan algunos videos de aquella época, ya que tienen una colección inmensa y un gusto irredento por aquellos años de la más intensa rebeldía juvenil cercana a nuestros tiempos.

Si quieres ver un partido de futbol, jugar un juego de mesa, fumar un hookah o simplemente platicar con los amigos, Lolagarta Café es un buen espacio para la reunión, y aunque tiene servicio de internet no vayan a platicar con la persona de al lado por Facebook.

Otra recomendación: A las muchachas de las mesas contiguas se conquistan de frente, no pidiéndole su cuenta de Twitter al mesero.
Lolagarta Café se localiza en Calle 653, col. San Juan de Aragón 4ª y 5ª sección y su teléfono es el 5794 3076.