Ave Lamia Revista Cultural

Reserva de Derechos 04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año I Número IX Julio de 2013

 

De la Magdalena a Buñuel

No recuerdo haber “llorado como una Magdalena” cuando el 29 de julio de 1983 anunciaban la muerte de Luis Buñuel en la Ciudad de México, pero debo decir que sí me dolió el deceso de uno de mis directores de cine favoritos.

Desde que conocí su obra, la que hizo tanto en España, como en Francia y México, descubrí su indiscutible estilo con pinceladas surrealistas que tanto le gustaron y lo caracterizaron.

Ese sello personal que le dio a su cine, lo hizo uno de mis favoritos y por eso lamenté su muerte.

A 30 años de ésta, se debe decir que Luis Buñuel dejó un legado cinematográfico que difícilmente se puede cuestionar: Bella de día, Tristana, El discreto encanto de la burguesía, Los olvidados, El perro andaluz, Viridiana, y El oscuro objeto del deseo, son un significativo ejemplo de su vasta obra.

Pero en julio se celebra (o se venera, como más le guste a usted) a Santa María Magdalena, cuya verdadera personalidad ha sido objeto de innumerables discusiones: La gran mayoría le atribuye la de prostituta, que al parecer es una tradición iniciada por el papa Gregorio Magno quien la relaciona con la pecadora anónima que unce los pies a Jesús, y con María de Betania, hermana de Lázaro y Marta.

Y aunque desde 1969 la Iglesia Católica abolió del calendario litúrgico el apelativo de penitente, ya es difícil retirarle la imagen de prostituta, tanto que en la capilla de Santa María Magdalena, actualmente cerrada al culto y cercana a la “muy prostibularia” calle de San Pablo (ubicada en el callejón de San Miguel y que actualmente luce con un letrero de Museo Agrario, que ya también está en desuso), se celebraba a estas musas de los insaciables y los solitarios.

Aquellas que practican el llamado “oficio más antiguo” y que falsamente se cree que obtienen “dinero fácil”, tienen por patrona, junto con los peluqueros, a la propia María Magdalena. Venga pues la celebración.

La muy controvertida personalidad de prostituta de María Magdalena y la indiscutible genialidad de Buñuel, se celebran en el mes de julio, y a manera de homenaje sumemos a las Prostitutas, aunque su día internacional es el 3 de junio, ya que ni a la santa, ni al director de cine les han de estorbar.

José Luis Barrera

Regresar