Ave Lamia Revista Cultural

Reserva de Derechos 04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año I Número IX Julio de 2013

 

¿EN DÓNDE ESTÁN LOS OLVIDADOS?
José Luis Barrera Mora

A mediados de la década de los 40, llegó a nuestro país el cineasta español Luis Buñuel, quien después de una profunda y analítica indagación en la vida de la Ciudad de México, dirigió la película de Los Olvidados en la que dejó al descubierto una realidad que muchos de los habitantes de esta urbe ignoraban o definitivamente evitaban: la cruel y difícil situación en que viven los desposeídos; tan lejana a ese mítico carácter nacional de soportar estoicamente e incluso con sentido del humor los avatares de la vida.

Buñuel, a diferencia de Ismael Rodríguez, evita los arquetipos pintorescos que el cine nacional le tenía asignados al pueblo mexicano, esto debido a que se daba cuenta que vivían –y aún viven, claro está– con fuertes recelos y rencores en contra de una sociedad empeñada en omitir su existencia.

El director no pudo ser más acertado con el título de la cinta, ya que nadie parece acordarse de aquellos que piden a gritos que sea reconocida su existencia.

Cuando se ha proyectado este filme en la Cineteca Nacional o en algún cineclub, se han escuchado comentarios en el sentido de creer que el tema es producto de la ficción del guionista.

Esto demuestra el mencionado olvido, en mucho debido a “Pepe el Toro” y el eufemístico ambiente de miseria en que vive. Pero para “El Jaibo”, “Don Carmelo” y “El Ojitos” no existen “Chorreadas” ni simpáticas teporochas que causen gracia antes que aversión. En Los Olvidados, la pobreza no es redención. Los Olvidados aparecen en los llamados barrios bravos, donde cualquiera puede ser “Pedro”, “Mercedes”, “Don Carmelo”, “El Ojitos” o “El Jaibo”.

 

 

 

Sólo hay que volver un poco la vista hacia ellos y comprobar que son personajes de la vida real; que están hechos de la misma materia que cualquier ser humano, lo que implica que por más fortaleza o sentido del humor que tengan, no son los abnegados personajes de película que soportan la injusticia social y la abyección humana de la que forman parte.

Fue Luis Buñuel un cineasta español que dejó al desnudo la prepotente indiferencia de los citadinos hacia aquellos que más parecen ser hijos no deseados o bastardos de la metrópoli, y no personas que requieren de un espacio para sobrevivir (un pequeño trozo de existencia). Buñuel, desde su llegada, buscó el auténtico rostro de nuestro pueblo para mostrarlo sin prejuicios y lo encontró, a diferencia de muchos oriundos que se contentan con hacer turismo en su propia ciudad.

Regresar