Ave Lamia Revista Cultural

Reserva de Derechos 04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año I Número X Agosto de 2013

 

Cuando la voz rompió el silencio
Fabián Guerrero

“Algunas personas piensan que somos muy jóvenes para saber…
Deberían saber que somos muy jóvenes para morir”.
Spot grabado por Felicitas Martínez y Teresa Bautista,
de la radio comunitaria triqui de Copala, Oaxaca,
La voz que rompe el silencio, asesinadas el 7 de abril
del 2008 a los 21 y 24 años respectivamente.


El canto de los pájaros que movían al viento
Enredaban mis pensamientos
Ellos me enseñaron el valor de lo verdadero

Y como pájaro alcé la voz
Fuerte, cada vez más fuerte
Desbordó mi casa, derramó los arados
Se colgó de la yunta del ganado
La amasaron manos arboladas
La cocieron en el fuego
Y la llevaron a todas las mesas de Copala

Así la voz rompió el silencio

Después los cerros trajeron nuevos vientos
Fríos de metal oscuro bramando tras los dedos
Querían enmudecer la piel de los telares
Enfriar el colorido de las manos en el aire

Yo los oía retumbar en las iglesias
Rebotaban como piedras en mi alcoba
Invocaban la oquedad que hoy me reclama
Para encimar su caciquil sombra vendida

Y levanté la voz para quitar las piedras del camino
Otra vez, como el abuelo ahora vivo
Comenzamos a ir más allá fuera del mundo:
Donde somos fruto y semilla para el pueblo
Donde la tierra es casa y amplia para todos
Hilo colorado para tejer ropa de cielo

Las aves seguían silbando el precio de la verdad
Y las escuché y seguí adelante
El precio de aspirar a ser igual
Con sólo la palabra tejí todos los puentes
Decían que aquí es demasiado lo que hay que pagar
Entonces era joven y pobre, pero fuerte
¿Por qué sólo aquí muerto se obtiene libertad?

Salí ya de la purificada casa blanca
En que los recibí dentro de la inmensa iglesia azul
Ahora yo les grito desde aquella gruesa rama
Que canten la verdad con toda plenitud

Regresar