Ave Lamia Revista Cultural

Reserva de Derechos 04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año I Número XII Octubre 2013

 

Desnuda la piel - Tres poemas
Claudia Contreras

Tu boca
Tu boca mi alegoría, añoranza de mis sentidos,
dibujo su contorno, delimito sus alcances y
es el deseo ahora quien me mira, quien me
subyuga, deslizándose en mi mente, primera vez
descubriéndote entre mis dedos, en la humedad
de mi lengua, y es el baile de los hambrientos
el que nos hermana, mis labios en tu boca se
transforman en quimera y soñamos con el
amanecer en nosotros temblando.

Resaca
¡Te extraño!
¡Cómo te extraño!
y más aún extraño mi sonrisa,
se fue tras de ti ilusionada.
Se me resquebraja la esperanza,
se oculta el deseo,
muerdo mi placer para no gritarte,
para evitar la conmiseración
de mis ojos abandonados.
Y te deseo aun a pesar mío.
Devuélveme mi sonrisa,
libérame de tu hechizo.
¿Es mi amor por ti tan sólo una mala resaca?
Dialogo con mis emociones,
con mis miembros doloridos.
¡Cuánto anhelo sentirme por ti soportada!
Me has enseñado el alfabeto de las brujas,
reptas en mis sueños invocándome,
no existe muralla que me resguarde.

Viceversa
Un jueves inesperado
lameré tu entraña,
sorbiendo humedades,
recreando abecedarios.
Bucearé a tu alborozo,
eclipsando letargos,
resucitando ternuras,
engarzando llamaradas.
Bendecido duende,
has de recibirme
en tu cabaña de luces,
sobre la vera campestre,
dentro de la rosaleda.
Descubiertos,
en una mirada de letras,
en una caricia de tinta,
alma en emoción contenida.
La carne segará primaveras,
suave ternura despertará la noche,
floreciente amapola
justificará la espera.

Regresar