Ave Lamia Revista Cultural

Reserva de Derechos 04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año II Número XIIII Diciembre 2013

 

IX Encuentro de la Asociación de Cronistas del Distrito Federal y Zonas Conurbadas
Tinta Rápida

Quien quiera entender el presente deberá conocer su pasado, y quién mejor para hacernos conocer las historias locales que los cronistas, los cuales tienen el interés y el placer de investigar, contar y registrar el acontecer de su propio entorno, de cómo son las tradiciones y cuál es su origen, de los usos y costumbres que sobreviven y se transforman con los años. Pero por supuesto que no sólo hace falta ser estudioso, sino testigo y amante de los rasgos distintivos de la comunidad a la que pertenecen.

Un cronista es la base del rescate cultural y más en los tiempos actuales en que la tecnología hace más asequible la transculturización. Y desde años remotos ha sido el encargado de dejar pruebas y datos de la historia de su ciudad, pueblo o barrio. No se encargan sólo de la historia de los héroes y los hechos heroicos, pues su labor se extiende a relatar el diario acontecer, de sus pobladores y tribus urbanas, de las características que le dan identidad a su colectividad. Un cronista es el abuelo que nos cuenta historias añejas, pero también lo es el investigador que escudriña más allá de lo vivido.

Con esta intención, la Asociación de Cronistas del Distrito Federal y Zonas Conurbadas realizó el pasado 10 y 11 de octubre su XI encuentro en el Auditorio del Museo del Carmen en San ángel, con el tema Héroes y personajes en la historia de México, donde cronistas de diferentes puntos de la Ciudad de México, incluida su zona conurbada, dieron cuenta de los héroes locales o el paso de héroes nacionales por su comunidad. En dos días se dio un extenso, pero insuficiente por la vastedad del tema, panorama de la historia heroica de esta enorme y compleja metrópoli.

La Asociación de Cronistas del Distrito Federal y Zonas Conurbadas, con el doctor Agustín Rojas Vargas como presidente, el licenciado Jaime Valverde Arciniega como vicepresidente, el ingeniero Alfredo Yescas Flores como secretario y el doctor Jorge León Rivera como tesorero, cumple con una labor toral en el desarrollo de la sociedad preservando el patrimonio cultural de esta ciudad, y como tal, estos encuentros cuya trascendencia no debe ser soslayada de ninguna manera. En buena hora y en espera del siguiente encuentro.

Regresar