Ave Lamia Revista Cultural

Reserva de Derechos 04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año II Número XIIII Diciembre 2013

 

Monstruos
Claudia Contreras

Domingo 220112

Siempre he dicho que no existe la casualidad, pero sí la causalidad, los monstruos esos también existen, de todas formas, tamaños, colores y apetencias, anoche justo me encontré con uno de ellos, lo sentí respirar frente a mí, aliento agitado y caliente, escuché sus pensamientos con toda claridad; no quiero sonar presumida: simplemente no tuve miedo; deseo, curiosidad, eso sin duda.

Imágenes me fueron regaladas, húmedas, vibrantes, usaba su poder mental para escarbar en mis recuerdos, infantiles, sexuales, primitivos; podía sentir cómo de mi mente pasaba a mis pezones y de ahí a mi sexo alternadamente; el calor, la excitación incrementaban confesión tras confesión, roce tras roce, cuando sentí su aliento en mi cuello supe que me tenía en sus... garras?

Acarició mi cuerpo desnudo, frotó su falo entre mis nalgas, más y más y más hasta que lo sentí entrar, primero un terrible dolor luego un intenso placer, cada embestida una nueva sensación, sentía crecer mi clítoris, cómo la sangre engrosaba sus labios y se abría y se mojaba, sentí su lengua recorriendo, lamiendo, frotando y mis gemidos subiendo de tono, y su falo entrando y saliendo de mi ano y mi cuerpo convulsionando de placer!

Desperté esta mañana y me observe al espejo, lo vi en el fondo esperando, deseo vuelva pronto.

Regresar