Ave Lamia Revista Cultural

Reserva de Derechos 04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año II Número XVI Febrero 2014

 

Palacio de Minería
Tinta Rápida

En 1773, por cédula real, se formalizó el gremio de la minería en Nueva España, y en 1774 los señores Joaquín Velázquez de León y don Lucas de Lessaga, representantes de este gremio, considerando la importancia económica de esta actividad, propusieron al rey Carlos III que se enseñara la minería. Es así que el 22 de mayo de 1783 se promulgó la ley en la que en el primer artículo se dispuso de la creación del Real Colegio de Minas de la Nueva España. Ya para 1778, los mismos impulsores del colegio promovieron la creación del Seminario de Minería, estableciéndolo en una casa vecina al hospital de los agustinos descalzos, hoy calle de Guatemala 90, inaugurado el primero de enero de 1792.

En 1793, este colegio le compra a la Academia de San Carlos el predio donde se ubica el Palacio de Minería, y lanzan un concurso para su construcción, mismo que gana el arquitecto y escultor valenciano Manuel Tolsá (1757-1816), quien construye este edificio entre el 22 de marzo de 1797 y el 3 de abril de 1813, quedando inscrito como una de las obras maestras de la arquitectura neoclásica de América. En su inauguración albergó al Real Seminario de Minería y Real Tribunal de Minería, y con el paso del tiempo ha sido sede de diferentes organismos e instituciones oficiales: en 1877 el Ministerio de Fomento, la Escuela Superior de Niños, la Sociedad Agrícola; tiempo después, la Escuela Nacional de Jurisprudencia, y en 1909 fue recinto de la Cámara de Diputados. Luego de la Revolución sirvió de sede a la Secretaría de Agricultura y Ganadería. Un año más tarde formó parte de la Universidad Nacional y en 1959 se le otorga la categoría de Facultad de Ingeniería. Cabe mencionar que el Palacio de Minería durante la Revolución Mexicana sirvió como cuartel, y en su momento estuvo considerado para ser la mansión imperial de Maximiliano de Habsburgo hasta que éste decidió tornar hacia el Castillo de Chapultepec.

El edificio, construido en tres cuerpos (planta baja, entresuelo o sótano y primer nivel), cuatro fachadas (principal, dos laterales y posterior), un patio central y cuatro secundarios tiene revestimiento de cantera, y es de resaltar el vestíbulo en donde desde el siglo XIX están los meteoritos encontrados por el ingeniero en minas Antonio del Castillo; además de su amplio patio principal, porticado en planta cuadrangular y adosado con columnas de orden dórico en la parte inferior y jónicas en la parte superior.

Es de destacarse la Biblioteca Histórica que es un salón oval cubierto por un plafón artesonado con mascarones, vitrinas y gabinetes de madera y cuyo fondo data del siglo XVI hasta principios del XX; también la capilla, que cuenta con magníficas obras del pintor valenciano Rafael Jimeno y Planes (1759 – 1825); asimismo, el Salón de Actos, y el Salón Rojo o del Rector. Debe tomarse en cuenta que para vsisitar estos tres últimos se requiere de permiso especial. El Palacio de Minería actualmente es sede del Museo Manuel Tolsá, del Acervo Histórico y el Centro de Documentación “Ing. Bruno Mascanzoni”.

Por los problemas de cimentación propios de la Ciudad de México fueron necesarias varias remodelaciones, siendo la última en 1979, tras la cual se decidió convertir el Palacio de Minería en la sede permanente de la Feria Internacional del Libro, cuyo antecedente se encuentra en la Feria del Libro y de las Artes Gráficas, impulsada por José Vasconcelos en 1924, siendo este mismo recinto el destinado para realizarla. En 2014, la FIL del Palacio de Minería cumple su edición XXXV, teniendo como estado invitado a Morelos.

Regresar