Ave Lamia Revista Cultural

Reserva de Derechos 04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año II Número XX Junio 2014

 

Entrevista a Melina Balbuena
José Luis Barrera

José Luis Barrera: Melina, antes de comenzar quiero agradecerte por concederme esta entrevista para la revista Ave Lamia, cuya finalidad es difundir la cultura, de verdad es un honor.
Para empezar quisiera que tú misma te presentes, porque si transcribo tu curriculum completo me llevo la edición entera.

Melina Balbuena: ¡Jajaja! Ok. Soy actriz formada en la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina y egresada del Seminario Jolie Libois. Además me he dedicado al modelaje para artistas visuales, dedicándome al desnudo artístico. Me autodefino romántica en mis trabajos fotográficos con respecto al trabajo corporal.

JLB: Melina, me gustaría que me describieras Cañada Verde ¿Cómo es, qué aromas recuerdas, que te trae a la mente?

MB: Me recuerda en olores al eucalipto. Es el pueblo natal de mi madre, nosotros vivíamos en Buenos Aires, pero ella fue a dar a luz en ese pueblo al sur de la Provincia de Córdoba.

JLB: Ahora bien, me gustaría comenzar por orden cronológico (aunque después la propia entrevista nos lleve de brinco en brinco) y quisiera saber de Melina niña. ¿Cómo vivió su infancia, cuántos hermanos tenías, a qué jugabas y cuáles eran tus sueños?

MB: Tengo recuerdos de infancia y adolescencia en casa de mi abuela materna.Mi infancia transcurrió en Buenos Aires, en época de dictadura. Si bien yo no era consciente de lo que sucedía, puedo decir que se percibían aires de tensión. De todos modos mi niñez fue hermosa, tengo una hermana un año menor que yo, y un hermano que vino seis años después.Mis padres nos dieron una excelente educación y contención amorosa; a mi padre, que ya no vive, lo recuerdo con mucho amor, y a mi madre que la tengo, la disfruto mucho cuando me viene, de Córdoba, a visitar a Buenos Aires, donde vivo.

JLB: Dime algo: ¿El sapito glogloglo o el perro arrepentido?

MB: ¿Cómo? En mi infancia el Chavo del Ocho es lo más.

JLB: De quien tuviste más impulso para desarrollarte artísticamente, de tu padre (QEPD) o de tu madre.

MB: Puedo decir que tuve un impulso autónomo de ellos, ellos me enseñaron a amar lo deseado, pero sin condicionarme, el sentido de la libertad viene de esa educación y soy heredera de ese valor. ¡Vaya valor!

JLB: ¿A qué edad perdiste a tu padre y cómo afectó esto a tu vida?

MB: A los 20 años. No me afectó, acepté que así fuera, me han enseñado que la vida comienza y termina.

JLB: ¿Cómo le diste salida a esa pérdida en tu labor creadora?

MB: Era joven, a decir verdad, en esa época sólo estudiaba.

JLB: Sabiendo de antemano que la inquietud artística, cuando se tiene, generalmente es desde niño, sin embargo ¿a qué edad fuiste consciente de que eras una mujer creativa?

MB: Eso de niña, inventaba historias y jugaba a hacer teatro y personajes. La acción creadora nació conmigo,vine con ese chip.

JLB: La siguiente pregunta la puedes contestar o no.En una entrevista comentaste que entendiste que eras un ser sexual a los 2 años, ¿quieres platicarnos un poco más de cómo es que lo descubriste y si esto afectó tu niñez?

MB: Me super interesa compartirlo, porque creo que hace a la educación sexual. Mis padres, sobre todo mi madre, que era la que estaba en casa, me permitían estar desnuda, jugar con mi cuerpo de modo de auto satisfacción, mal llamada masturbación. Los demás padres a los hijos les decían que no se saquen las bombachas, que no se toquen, o que no jueguen al doctor. A mí en mi casa, me dejaban hacer todo eso, porque consideraban que era importante.De modo que yo, a diferencia de mi hermana un año menor, era muy curiosa, todos mis juegos con mis amiguitos/as eran sexuales, es decir: jugaba al doctor, a la mancha con la luz apagada y esas cosas. Y en mi casa, a los dos años, yo ya practicaba con mi almohada.¡Mi primer amor!

JLB: Eso es muy interesante. ¿A qué se dedicaban tu papá y tu mamá? ¿De dónde adquirieron esa mente tan abierta?

MB: Mi padre era peluquero, mi madre ama de casa y también había estudiado peluquería, pero se dedicó a cuidar de sus tres hijos. Vengo de una familia tipo clase media, que se ha hecho un poco a fuerza de trabajo y lectura, ya que ninguno de los dos había concluido su secundaria pero leían mucho, y eran activistas en la política que se resistía a lo que luego fue el desastre: el neoliberalismo.

JLB: Sé que tu mayor fuente de información cultural son los libros ¿Cuál o cuáles son tus libros favoritos?

MB: Puedo hablarte de autores. En poesía: Alfonsina Storni, Pablo Neruda, Jaime Sabines, Jorge Luis Borges, Alejandra Pizarnik. Luego me gustan mucho Julio Cortázar, Ernesto Sábato, Eduardo Galeano, el Marqués de Sade, Oscar Wilde. Shakespeare en teatro, y filósofos como Kant, Marx y Nietzsche. Tal vez puedo decir que son mis pilares de pensamiento. Y Vargas Llosa.

JLB: Entiendo que trabajaste sobre un texto de Galeano, ¿o me equivoco?

MB: Si, sobre textos de mujeres: Evita Perón, Alfonsina Storni; mujeres que han marcado la historia por sus luchas. Libro que por cierto, recomiendo, Eduardo Galeano, es para mí un referente.

JLB: Lo tendré en cuenta.

MB: Las venas abiertas de América Latina, sobre todo recomiendo ese libro para entender de dónde venimos y a donde vamos.

JLB: Sé que de no haber sido artista te hubiera gustado ser científica, me gustaría saber ¿qué es lo que te llama la atención de la ciencia?

MB: El estudio del ADN y el estudio del Cosmos, de lo micro y de lo macro. La ciencia hizo un gran aporte a la humanidad sin lugar a dudas, pero el camino es muy largo aún.

JLB: Le voy a dejar una tarea a los lectores (vean este enlace para entender la pregunta y la respuestahttp://www.youtube.com/watch?v=hZ9x3kzD_tE), del cortometraje “Te odio ¿te odio? ¿te amo?” Tú en lugar de Roxana, qué piso eliges ¿el sexto o el cero?

MB: Cero, si queda amor, claro (soy romántica y creo en el amor).

JLB: Me enteré de un gusto por el trabajo de Victoria Abril y Federico Luppi ¿Qué es lo que más te gusta y cuales películas son las que más te gustan de ellos?

MB: ¡Uy, sí! Los amo a los dos: a Fede además tuve el placer de conocerlo. De Federico Luppi, Un lugar en el mundo, y de Victoria Abril, todas las películas que hizo con Almodovar y otra que se llama Cama para Tres, muy graciosa.

JLB: Hablando de tus influencias, háblanos un poco de Ricardo Ceballos y Alfredo Alcón.

MB: Ricky Ceballos fue mi profesor, el que me ha formado en mi carrera, y Alfredo Alcón es el mejor actor de la Argentina, tuve el placer de tener algunas clases con él, un tanto experimentales. Ambos me han marcado mucho.

JLB Nota: (Cabe mencionar que al día siguiente de la entrevista amanecimos con la noticia de la muerte de Alfredo Alcón, sirva pues esta cálida mención a manera de homenaje).

JLB: Sobre Los puentes de Madison, sabiendo que es tu película favorita, cuéntanos, ¿qué escena es la que recuerdas?

MB: La escena donde ella está con su marido en la camioneta, llueve, ve al fotógrafo, del que se enamoró profundamente, a punto de bajar de la camioneta e ir al vehículo de su amor. Esa escena me rompió el corazón. Son esas películas que hilan fino sobre el verdadero amor.

JLB: A partir del 2002 eres modelo vivo. ¿Qué te llevó a incursionar en este ámbito artístico?

MB: Ya a los 25 años había hecho un desnudo para cine, y me encantó la experiencia, me vi y me gusto mi cuerpo en la fotografía; entonces unos años después decidí que era hora de trabajar poniendo el cuerpo al desnudo, no sólo porque me gustaba mi cuerpo como tal, sino porque lo que me emocionaba era la posibilidad de darle una capacidad creativa y narrativa a la fotografía, con mi cuerpo.

JLB: Sabia decisión. ¿Entonces el desnudo es adictivo?

MB: En mi caso es una forma de expresar en silencio, sin acción, pero con un lenguaje preciso, algoen un instante; en ese momento que queda impreso se me va la vida en una expresión, hacia una imagen que deseo se convierta en un hecho artístico

JLB: Con Carolina Atuesta trabajaste en Miradas sobre un cuerpo, y también has comentado que te gusta su trabajo. Cuéntanos de ella y su trabajo.

MB: Caro es muy parecida a mí, somos activistas en este género. Y pioneras ciertamente de propuestas como el desnudo artístico performático para contar cosas. Ella es una mujer inquieta y tiene una sensualidad bella, luminosa, especial y nos hemos complementado muy bien trabajando juntas.

JLB: “Mírame, pero no me toques… pero mírame”, me parece muy elocuente ¿puedo tomarlo como una definición de tu personalidad?

MB: Sí.

JLB: De tu trabajo de modelaje, debo decir que me ha sorprendido el lenguaje que logras con tu cuerpo y en especial me han gustado las fotos de Luis Mikowski ¿Cuántos trabajos has realizado con él?

MB: Con Luis he trabajado dos o tres veces. Debo confesar que he trabajado con muchos artistas nacionales e internacionales,y que me he hallado con pocos en ese camino que, puedo decir, me gusta el resultado: Sol Mateo de Bolivia, Marc Cuxart de España, Marc Audelette de Canadá;Peri Labeyrie, Guillermo Mayoral, Eduardo Aguirre, Raúl Villalba, de Argentina. De los cuales además soy muy amiga, porque hemos podido crear un lazo artístico afectivo importante

JLB: De las fotografías que he visto, tengo dos (hasta el momento) que verdaderamente me encantaron y que me parece que develan dos aspectos importantes de tu forma de ser, de tus filias y fobias: la primera me habla de tu amor por los gatos y el mate, en ella apareces con tu gato Frido y un mate en la mano. Cuéntanos de esa foto.

MB: Es de Alejandro Ahuerma, otro gran fotógrafo y amigo. Tengo una hermosa relación con mi gato Frido, pero pocas veces dejo aparecer mi cotidianidaden las fotografías. Esa es una arista que he reservado para mi vida privada, pero que en esa foto, la muestro tímidamente.¿La segunda cuál es?

JLB: La segunda foto de la que quiero que me hables es una que sólo he visto una vez y que por suerte guarde en mi celular para seguirla analizando (se presta para ello), se llama Sacrilegio, platícanos más de ella.

MB: Ah sí, es de Jorge Pogorelsky, es una foto de una sesión que hice en mi casa para fotógrafos. Es una pose que suelo hacer muchas veces. Esta es de Eduardo Aguirre, son recurrentes.

JLB: ¿Define tu posición ante la religión?

MB: Es un tema delicado, pero un tema al fin. Porque pienso que no nos ha ayudado a crecer, sino a discriminar y a crear una verdad absoluta de una cuestión de fe. Ese es el mayor problema: el que quiera creer que lo haga, pero que no lo imponga. El problema fue, y es que tienen un poder que hace que violen los derechos de los no creyentes en sus instituciones y biblias, y fundamentalmente porque no es un derecho civilsino una elección,he ahí el problema mayor.

JLB: Desnuda Argentina le dio la vuelta al mundo debido al escándalo mayúsculo que hicieron por una sesión minúscula en el Monumento a la Bandera en Córdoba, (creo que sólo fueron 3 poses), cuéntanos de cómo surgió la idea.

MB: Una locura, pero que si bien dio la vuelta al mundo, toda la gente o la mayoría estuvo a mi favor. Desnudarnos debería ser un derecho natural y no lo es gracias a lo que hablábamos recién: una mirada perversa sobre el cuerpo, netamente religiosa.La foto y mi trabajo impactaron, y eso fue lo realmente importante. Y lo han sabido apreciar como un hecho artístico. Fue una gran experiencia. Que volvería a hacer en cada lugar.

JLB: De hecho cuando a Rolando Hanglin, periodista y practicante del nudismo, le preguntaron su opinión sobre tu desnudo en el Monumento a la Bandera, comentó que cuando la patria es representada por una mujer siempre es con una mujer desnuda. ¿Por qué crees que se le tiene tanto miedo al desnudo?

MB: Porque hay prejuicios y desconocimientos, y porque la iglesia censuró 1000 años, en la Edad Media, a las artes para que no retrataran los desnudos. Esa inversión idiota, por cierto, dura hasta hoy en las creencias que el cuerpo es algo perverso.El capitalismo se basa en el mercado, el mercado en los consumidores. Es necesario que nos hagan sentir muy feos/as para consumir la cantidad de productos, operaciones, programas, gimnasios para sentirnos bellos/as, ese es otro motivo por el cual el desnudo genera complejos.Yo me defino no creyente de un Dios, pero intuyo que hay algo importante de dónde venimos y hacia dónde vamos que escapa a la razón.

JLB: ¿En qué otro monumento universal te gustaría hacer una intervención artística como esta?

MB: En las pirámides en México. Sueño con México, conocerlo. Tienen mucha historia cultural, cosa de la que carecemos los argentinos, que hemos descendido de los barcos.

JLB: Cuéntanos de tu participación con Greenpeace, Conciencia Solidaría, La Casa del Encuentro y Fundación Alameda.

MB: Soy activista desde un lugar de difusión de las organizaciones que me parecen hacen tomar conciencia de ciertos temas, y además el espacio que realmente me legitima en la dinámica activista real, es el arteCon las organizaciones tengo acciones concretas y realizo donaciones. Ayudo a tomar conciencia y me informo.
JLB: Políticamente. ¿Tienes el corazón a la izquierda, a la derecha o es un corazón sin tendencia?

MB: No estoy de acuerdo con la forma desigual de la distribución económicade recursos. Pienso que deberíamos ser más equitativos en éste mundo.La política, perdió hace tiempo su pulso.

JLB: Si sólo tuviéramos opción de ver uno de tus trabajos actorales cual nos recomendarías: ¿Mujer sin cabeza, Una Mujer llamada Lilith o Tres de nosotras?

MB: La Mujer sin Cabeza, no como un trabajo mío, sino como una película de una de las directoras más importantes de Argentina, ya que en ella participo apenas.

JLB: Al momento de esta entrevista estás a tres días del estreno de la obra Espiando. Cuéntanos un poco del proyecto.

MB: Es un proyecto de una directora que admiro mucho, Alejandra Rubio, es una obra experimental, con más de 30 actores, donde todo transcurre en un cumpleaños de 13 de una chica que no quiere que se lo festejen, y el público será tratado como invitado y espiante. Es una obra cómica pero de impacto. El humor es ácido. Amo el teatro, el cine es mi primer amor y el teatro, un amante cruel.

JLB: Buenos vínculos creados con el arte.

MB: Sin duda.

JLB: Me voy a quedar con una frase que dejaste en Facebook en la transición del año 2011 al 2012: “Esta noche no se qué lucir, porque lo único que sé lucir es mi desnudez”.Me encantó porque he descubierto que tu desnudez es expresión, tu cuerpo habla por sí mismo y mucho. Te felicito por ello y me gustaría que les dijeras a los lectores de Ave Lamia cómo le haces para expresar tanto con el cuerpo como único instrumento.

MB: ¡Guauuuuu! Sí, recuerdo, gracias por eso. Expreso con amor, lo demás es misterio, voy a poner la frase.

JLB: Melina, muchas gracias, fue un verdadero placer entrevistarte y lograr conocer más de ti, ya no por tu obra sino por tus palabras. A una mujer inquieta, preparada y profesional siempre es un placer poder entrevistarla. Espero que pronto podamos verte por México.

MB: Gracias.

Regresar