Ave Lamia Revista Cultural

Reserva de Derechos 04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año II Número XX Junio 2014

 

Rock 101, Idea musical
Tinta Rápida

A partir del primero de junio de 1984, una estación de radio completamente innovadora llegó a las casas de los amantes del rock, con el slogan “Idea musical”, que quedó en nuestras memorias de solitarios y trasnochadores, porque justamente eran las horas más propicias para deleitarnos de buen rock y viñetas memorables.Con una programación dedicada principalmente al rock en inglés en su vertiente no comercial y experimental, que era casi totalmente desconocida en México y que se produjo de 1960 a 1970, posteriormente se le dio cabida al rock en español, impulsando tal vez de manera indirecta el movimiento mexicano llamada “Rock en tu idioma”.

El principal impulsor y fundador de la emisora que revolucionaría la manera de producir radio fue Luis Gerardo Salas, un empresario y comunicador con ideas de vanguardia, quien inicialmente en 1982 tuvo la oportunidad de comenzar a manejar la emisora de radio Sonomil 101, misma que en septiembre de 1983 cambiaría por el de Proyecto 101, dando continuidad al programa de Sonorock 9 y sirviendo como una transición de 10 meses, hasta iniciar a las 6:00 am del primero de junio de 1984, ya con el nombre con que los bohemios ochenteros y noventeros la recordamos: Rock 101.

El proyecto inició con la participación de José García Moreno y Federico Lira en sus primeros años, siendo este último quien aportó su voz para las primeras viñetas escritas con el estilo insuperable del propio Luis Gerardo Salas. Ya entre 1985 y 1986, se conformó un equipo de locutores y colaboradores que desarrollaron programas como Rockalive, que consistía en realizar transmisiones en vivo y hacer caravanas en los autos por toda la ciudad, o Naufragio, que básicamente consistía en ubicarse en algún punto de la ciudad a convivir con los radioescuchas.

ROCK 101 inició desarrollando también programas como El Chiringuito, que fue el primer programa de rock en español en la radio nacional, programa dedicado exclusivamente al rock hecho en España en la voz del locutor José Ignacio Vísceras, presentando bandas y cantantes como La Dama se Esconde, Barón Rojo, Los Toreros Muertos, Alarma, Nacha Pop, Gabinete Caligari, Ramoncín, Rosendo, La Unión, La Orquesta Mondragón, Miguel Ríos, Loquillo y Trogloditas, Un Pingüino en mi Ascensor, Duncan Dhu, Radio Futura, Héroes del Silencio, Surfin' Bichos, Días de Vino y Rosas y muchos más.

Entre las principales bandas e intérpretes de rock tanto argentinos como españoles que posteriormente entrarían en la programación regular de ROCK 101, se encuentran: Charly García, Mecano, Soda Stereo, Raúl Porchetto, La Trinca, Los Inhumanos, El Último de la Fila, Joaquín Sabina, Divididos y Los Elegantes. Y las bandas mexicanas que tuvieron un impulso debido a la promoción que se daba en esta frecuencia al rock en castellano están Caifanes, Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, Fobia, Bon y Los Enemigos del Silencio, Crista Galli, Kerigma, Zü, y Café Tacuba, entre muchas otras.

Cuando mayor auge tenía la estación ya en 1987, se creó un slogan que quedo inscrito en la historia de los medios de comunicación: La insoportable levedad del domingo venía a transformar los domingos de tradición futbolera por las mañanas y de Siempre en domingo por las tardes, por domingos de rock, programando música muy relajada y de contenido que invitaba al descanso y la reflexión. Sólo este día se podía escuchar una parte del catálogo de la estación, los clásicos de ROCK 101. Debido a su duración, fue un programa muy importante en la historia de la estación. Consistía en la emisión de canciones relevantes de la historia del rock y se transmitía cada domingo de 10 a 22 horas, entre 1987 y 1993. Se programaba música de diferentes épocas y géneros, cubriendo el periodo que iba de los sesentas hasta comienzos de los noventas.

El escritor Jordi Soler, había sido productor y locutor (cuyo programa más conocido era Argonáutica), en 1993 tomó las riendas de la estación ante la salida de Luis Gerardo Salas y su equipo ante la exigencia de los accionistas de incluir música comercial para mayor rentabilidad. Rock Stock Bar había sido tomado como la extensión de Rock 101 durante la gestión de Salas, y ya en manos de Soler, el Bar la Diabla fue adoptado como lugar para eventos y celebraciones de aniversario.

Lynn Fainchtein Steider fue una de las primeras voces femeniles de Rock 101, trabajaba en una pastelería en 1985 los domingos y, fascinada por la programación de Rock 101, llegó al Núcleo Radio Mil, en donde preguntó por el gerente de la estación, ahí le propuso a Luis Gerardo Salas un programa de radio de mujeres rockeras cantantes, naciendo así Mujeres comma Rock and Roll, uno de lo programas emblemáticos de Rock 101.

A fin de cuentas, los amantes del rock y de las noches, los solitarios, los tránsfugas de la realidad y los desquiciados estábamos atentos a la programación, y sus infalibles viñetas han quedado en la memoria de manera estoica ante el cambio de los tiempos.

En aquella década de Menudo, El duende Bubulín, Los Dukes de Hazard, Los Ángeles de Charlie, Odisea burbujas, Chiquilladas y Jugemos a cantar, en la radio comenzaba a escucharse una estación de radio inteligente, con la que podíamos desgarrar el alma con una viñeta. La Idea musical se volvió adictiva durante 12 años. La última emisión, el 16 de agosto de 1984 tenía un sabor a despedida de un pedazo de nuestra juventud.

Ante este hecho se realizaron diversas protestas en Núcleo Radio Mil, al igual que conciertos en la calle, afuera de sus estudios, cierres de vías y miles de cartas fueron enviadas a la alta dirección de NRM para pedir su restablecimiento, manifestaciones que por supuesto resultaron infructuosas.
“En la noche las 12, con la penumbra a cuestas y nada que perder, cuando las buenas costumbres se han ido a la cama estás en nuestra merced. Somos el coco, el monstruo del closet, el hombre del costal. Nunca volverás a estar tan bien acompañados En los cuernos de la luna.”

Regrsesar