Ave Lamia Revista Cultural

Reserva de Derechos 04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año III Número XXVIII Febrero 2015

 

XXIII
Neiffe Peña

Ya me fumé todos tus adioses;

y me bebí, fondo blanco, la ausencia de tu corazón;
y maldije sobre la tumba
de tus besos dulces y rojos el desamor;
y me morí de abandono en el bar de mis pasos y mis ecos.

Ya llegó el fin de este luto,
de esta sombra que soy
por tu cuerpo enredado a mi cuerpo que jamás será.
Este dolor, por tus manos, cerrando mis gritos y mi risa;

corona de flores marchitas,
cruz de pecado lejano,
estigma invocado de madrugada…

siempre de madrugada,

como tu amor que no fue,
como tu rostro bañado por la luna de mi tacto.

Ya te bebí,
te fumé,
te perdí,
me perdí,
ya…

Regresar