Reserva de Derechos
04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año III Número XXXIV Agosto 2015

 

Qué es la paz y qué es la guerra
Beatriz Oliva Pérez Peña

¿Qué es la guerra y qué es la paz?
Paz y guerra; dos cosas muy diferentes, como lo blanco y lo negro, como el día y la noche, estas son sus definiciones.
PAZ: Estado de un país que no sostiene guerra con ningún otro, tranquilidad, descanso, reconciliación.
GUERRA: Lucha entre dos naciones o dos partidos, pugna, disidencia, lucha sin interrupción.

Esto es la guerra según algunas definiciones, pero creo que es algo que va más allá, es el no saber qué vas a encontrar al otro día, si es que va a haber otro día, es mirar a tu alrededor y ver cómo tus hermanos mueren uno a uno sólo por intereses políticos; es ver que los niños miren extrañados y te pidan una explicación de lo que sucede y saber qué responderles del porqué de tanta destrucción y muerte; es ver en el periódico la foto de un padre con el alma rota cargando los restos de su hija destrozada; es gritarle a Dios todos los días que pare, que pare, que pare este horror; es cansarte de ver multitudes de gente protestando con cartelones para que pare y nadie escuche; es ver caer y caer bombas donde la gente nada tiene que ver con esto que sucede; es ver presos humillados y golpeados en la televisión; es pensar en la incertidumbre de qué va a pasar con tus hijos en este mundo inhumano; es rezar y rezar suplicando a Dios por todas esas almas inocentes y no por esta guerra que no es de Dios sino de los hombres; es ver que todo el mundo está ofendido e inconforme y al mismo tiempo atado de manos; es volver a sufrir el dolor tan terrible del holocausto; es ver montañas de cuerpos sin vida en ciudades destruidas. En fin, podría seguir describiendo el crimen de la guerra y no acabaría nunca.

Jamás pensé que estando en este tiempo en que la humanidad se dice que está civilizada, se permitiera que sucediera algo así, y lo peor es que no hay modo de pararlo. Este monstruo llamado guerra, que por ambición y necesidad de poder de algunos hombres que se dicen inteligentes y razonables está destruyendo y aniquilando la paz.
Yo, como muchos hombres, estoy indignado por lo que está sucediendo en Iraq, que a estas fechas sean miles de muertos, y que a Estados Unidos no le importe nada más que el poder. Sólo me queda pedirle a Dios que esto ya cese, ya que mis hermanos inocentes y los no tan inocentes tienen derecho a vivir y no padecer una guerra. Directa o indirectamente. Devuélvanos la paz.

Regresar