Reserva de Derechos
04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año III Número XXXVI

Especial de Terror

 

Ruido
Ricardo Bernal

Insomne, doy vueltas entre sábanas candentes: enciendo la luz: tomo un libro del buró e intento leer: veo borroso: apago la luz. Por la ventana entran los ruidos: el ruido. Carcajadas, un automóvil alarmado, violado, escandalosos perros de juerga, cumbias, cristales rotos. Enciendo la tele: un hombre gritón anunciando crecepelo en oferta: estridentes gordas bailando semidesnudas: el héroe gringo atravesando una explosiva tormenta de balas, sale ileso, con una sola bala mata a cada villano: apago la tele. El vecino ronca, su esposa rezonga, la pared es delgada. Pasan aviones ensordecedores, se me eriza la piel: el ruido, el ruido. Me acuerdo: salto de la cama y abro un cajón, encuentro la lámpara: al frotarla surge el Genio, instantáneo, somnoliento, monstruoso. Pide un deseo: que se termine el ruido… Desaparecen los aviones, el automóvil, los perros, los vecinos; desaparece la tele, mi corazón y el universo. Insomne, sigo dando vueltas entre sábanas candentes.

Regresar