Reserva de Derechos
04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año VI Número LXIV Febrero 2018

 

Recomendación de Sabina
Mario Bravo

"Al lugar en donde fuiste feliz, nunca debieras tratar de volver…" dice Sabina. Ayer me maldije cien veces por no obedecer al maestro Joaquín: sin darme cuenta, pasé por aquel jardín en donde el mundo se detenía y las guerras no mataban gente, ni los sindicatos se vendían por treinta monedas ni la Patria era conformista, volví a ese jardín en donde tú y yo nos mirábamos en horas labios, horas besos, horas caricias.

Ayer quise que un golpe de martillo contra mi cabeza, hubiera borrado todo rastro tuyo en mi memoria, ayer dije mil veces la palabra "olvido"; en vano todo, ya que "olvido" me llevó a "recuerdo", siendo ahí cuando Alibabá y sus 40 evocaciones de ti, decidieron asaltar mi hipotálamo con lujo de crueldad, despojándome de todo, dejándome desnudo, descalzo, caminando a la orilla de ese verde pasto en el cual algún día la eternidad empezaba en tus ojos.

Desobedecí y mi castigo no tardó: volver al lugar en donde 1+1 era igual a pasión, caminar por nuestros ayeres, abrir el álbum de nuestros cuerpos, justo en la página que muestra cómo tus besos revivían cadáveres, regresar otra vez sobre mis pasos...No seré Sísifo con su piedra, ni Prometeo encadenado, sólo soy este sujeto que ayer te vio sonreír, justo en aquel jardín en donde la vida terminaba en tu cadera.

Regresar