Reserva de Derechos
04-2013-030514223300-203

Ciudad de México Año VI Número LXVII Mayo 2018

 

Editorial mayo 2018

El poder y la necesidad de la rebeldía para crecer y evolucionar han sido comprobados en las diferentes ramas de las ciencias humanas, pasando por la psicología, la sociología y la historia. La rebeldía es la búsqueda de algo distinto, y por tanto una oposición a la autoridad. El primer autoritarismo con que el ser humano se topa en la vida es la propia familia, en donde los padres imponen su criterio por encima del de los hijos, y por supuesto cuando estos comienzan el proceso de maduración necesitan rebelarse de esa autoridad. Los adolescentes comienzan a buscar su propio camino y sus propios preceptos vitales. Es así que un pueblo que comienza a rebelarse es en sí una sociedad adolescente en proceso de búsqueda, una fase sumamente necesaria para lograr una plena madurez.

Los buenos padres, previsores del futuro de sus hijos, saben que tendrán que soportar los embates de sus jóvenes hijos, en pos de personas maduras y atingentes. No obstante esto, les costará mucho trabajo ceder terreno y caerán en el chantaje de la ingratitud, pero a fin de cuentas sabrán que hicieron bien en permitir o soportar la rebelión juvenil. Padre y madre podrán estar tranquilos de cómo afrontarán el futuro sus hijos, y estos terminarán por agradecer las enseñanzas de sus progenitores.

Lo lamentable es que en una nación, el poseedor del poder no es como ese buen padre, ya que lo menos que le interesa es que crezca el pueblo. Y cuando comiencen a surgir brotes de insurrección, harán uso de todas sus herramientas (medios de comunicación en primera instancia) para desacreditar a esa población que anda buscando un cambio. Les dirán delincuentes y retrógradas, o que son víctimas de la manipulación de gente maligna que busca desestabilizar al país. Y una vez insertada esas ideas en una gran cantidad de personas, dejarán que estos, como agentes enajenados del gobierno, se encargarán de atacar a los subversivos. Y si esto no funciona habrá que recurrir a la represión, ya que no pudieron manipular la mente de las masas. Visto esto como sistema familiar, el que es susceptible a la manipulación psicológica de los padres es el hijo aún pequeño, que todavía tiene que depender de sus padres durante muchos años; en cambio el que tendrá que ser reprendido es el hijo adolescente que ya debe ir preparando su porvenir.

La disidencia siempre ha sido mal vista por los poderosos y por los que, sin ser de la clase poderosa, caen en el discurso de estos últimos. Ambos se encargarán de endilgarles definiciones infamantes para restarles los adeptos que se van ganando en sectores populares que también quieren comenzar a crecer. Y es así que para la iglesia todo aquello que sea distinto será señalado como profano y en política como comunista, como si por sí mismas ambas fueran cosas terribles y perniciosas.

Y nunca antes, desde que nació esta revista, se había tenido un número tan cargado de historia y polémica, más en una época tan saturada de guerras sucias, y politiquería para “jalar agua para el molino” de cada uno de los personajes que buscan detentar el poder en México. En este mayo se celebra al padre intelectual del socialismo, Karl Marx, a doscientos años de su nacimiento, y uno de los movimientos estudiantiles que hicieron estremecer al planeta hace cincuenta años: el movimiento estudiantil de París de 1968. El despertar se gestaba y en Ave Lamia hacemos memoria de los sucesos tan importantes, de los cuales hoy casi nadie se recuerda y a nadie de las cúpulas le interesa rememorar.

Stregheria Leland

Regresar